Electricista en Malaga.net

Cambiar una instalación de gas a instalación eléctrica

No lo hagas porque tu instalación sea antigua

Una de las razones de que la gente cambie de instalación eléctrica a de gas es que están antiguas y consumen mucho.

Antes de hacer un cambio de instalación general (piensa que tendrás que cambiar también, por ejemplo, el termo, la cocina y los radiadores…), cambia tu instalación eléctrica por una más moderna y eficiente que te permita ahorrar.

Entre el desembolso que necesitaríamos para cambiar toda la instalación y los diferentes aparatos que también tendríamos que cambiar, nos sale más rentable mantener nuestra instalación eléctrica y mejorarla para que sea más eficiente.

 

Gas propano y butano

Bien es cierto que el gas natural es más económico que la electricidad. Sin embargo, el gas butano y el gas propano, si se van a utilizar para agua caliente, calefacción y cocina, sales más caros que la electricidad.

Además, el gas butano o propano (menos el canalizado) viene un bombonas por lo que hay que estar cambiándolo y moviendo la bombona.

Por otro lado, puede ocurrir que te quedes sin gas en un momento de máxima necesidad (esto puede ocurrir, incluso, con el propano canalizado .

La electricidad siempre está disponible y nunca, excepto en ocasiones muy raras como puede ser un corte de luz, nos vamos a quedar sin ella o vamos a tener que estar pendientes de que se acabe una bombona o depósito.

 

Cambiar termo de gas por termo eléctrico

Los termos de gas tienen que pasar una serie de revisiones que cuestan dinero. Incluso si tenemos un seguro de mantenimiento contratado y esta revisión esté incluida, tenemos que estar pagando el seguro mensualmente. Los contadores eléctricos no tienen que pasar ningún tipo de revisión y, además, son más económicos que los de gas.

Por otro lado, las instalaciones de gas tienen que cumplir la normativa vigente. Puede que, al hacer la revisión, se den cuenta de que no la cumples y tengas que hacer una obra para adecuarla a la nueva normativa (por ejemplo, salida de humos).

Los termos eléctricos no necesitan revisar las salidas de humos ya que no lo producen, ni tampoco producen gases tóxicos que haya que contratar.

Además, el calentador de gas proporciona una cantidad limitada de agua. Cambiar a un termo eléctrico no es tan caro, puede ver aquí los precios por cambio de termo .

 

Seguridad

Pese a que existen muchas afirmaciones que no son ciertas, el gas (en cualquiera de sus tipos) es más inseguro que la electricidad.

El gas es más difícil de controlar y se pueden producir escapes muy peligrosos.

 

Ahorro

Si hiciste o estás pensando en cambiar tu instalación por una de gas porque crees que es más económica, esto no es del todo cierto.

Tener una buena y moderna instalación eléctrica puede suponer un ahorro en tu factura de la luz, ya que las instalaciones antiguas utilizan mucha más energía que las nueva.

Si quieres ahorrar, otra de las cosas que puedes hacer es comprar electrodomésticos eficientes.

Pero, más allá de todo esto, puedes adaptar tu instalación o pasar del gas a la electricidad, simplemente, para poder acceder a los nuevos tipos de generación de energía como puede ser la aerotermia